Google+ Followers

viernes, 16 de noviembre de 2012

[Reespublica] Los evnagélicos frente a la democracia y la gran transformación

 

Mis queridos amigos gracias por sus comentarios, creo que estuve inspirado estos días, así que les envío otro artículo, que es parte de mis años de adolescente en la Iglesia Bautista el Bosque, y lo que aprendi en ella. 
Cariños y abrazos a todos
 

 
Los evangélicos frente a la democracia y la gran transformación
Tomás Gutiérrez Sánchez[1]
 
La presencia pública de los evangélicos en América Latina data del siglo XIX, desde la fundación de las nuevas repúblicas latinoamericanas.  El protestantismo, tal como se conoce también a los evangélicos,  se hizo presente sobre todo en la parte educativa y en el  deseo de búsqueda de la tolerancia religiosa y la completa  libertad de cultos.  La llegada de "colportores evangélicos"[2] y de las distintas misiones protestantes, trajo consigo no sólo la lectura individual de la Biblia, las enseñanzas de la Reforma, los modelos de evangelización de los movimientos pietistas de Inglaterra y de los Estados Unidos, sino también la cultura, práctica y valores democráticos, aspectos que se encuentran presentes en la dirección y administración de las congregaciones locales y las misiones en general.  El poder elegir y ser elegidos para asumir cargos eclesiales, manifestar expresarse libremente en las asambleas anuales de la propia congregación local, tomar decisiones para la buena marcha de la iglesia local y el establecimiento de misiones fueron algunas prácticas de las propias iglesias locales siendo estas la semilla de una cultura democrática.  
 
Mi primera experiencia con la noción de democracia la tuve en plena adolescencia, después de mi bautizo a los catorce años de edad en una iglesia bautista. Todos los bautizados pasábamos por las clases de principios y prácticas bautistas en las cuales nos enseñaban la doctrina bíblica de Dios, Jesucristo, el Espíritu Santo, la salvación, la justificación y en especial la doctrina de la iglesia.  El maestro nos enseñaba  que las iglesias bautistas se rigen por la democracia. Cuando pregunte ¿qué es la democracia?, se me respondió que la democracia era parte de la vida de la iglesia. Asimismo, para que todos los miembros tengamos vos y voto en las asambleas anuales de la iglesia local, teniendo el privilegio de elegir a los oficiales de la iglesia sea tesoreros, superintendente de la escuela dominical, maestros de escuela, e inclusive pastores, recibiendo al inicio de cada año el informe de las finanzas y la administración de la iglesia por parte del pastor y del tesorero de la iglesia.
 
En unas de las clases, un hermano obrero, mayor que nosotros preguntó sobre el gobierno actual. Era el primer año del Presidente el general Francisco Morales Bermúdez, ¿por qué el gobierno no realiza elecciones?, a lo que el maestro contestó, que era porque "los militares no son bautistas".
 
Como miembro de la Iglesia Bíblica Bautista el Bosque, desde los catorce años  he participado en distintas asambleas y con mi voto he podido elegir desde el tesorero hasta los pastores que vendría a la congregación en reemplazo de los salientes. He recibido los informes anuales de los tesoreros de la iglesia y he participado con voz y voto de la disciplina de algunos hermanos. 
Esas prácticas democráticas que al inicio pasaban desapercibidas formaron parte de mi forma de ser y de entender la política.  Cuando hemos participado de elecciones para asumir un cargo eclesial, siempre la congregación tenía que elegir y dar su voto. 
 
En la propia escuela dominical aprendí los valores de la democracia, (aunque esta no estaba en mi proceso de formación política), como la igualdad, la solidaridad, el compañerismo, la asistencia a los más necesitados, y  sobre todo, la fraternidad.  Siempre recuerdo las clases del director de jóvenes cuando se acercaba la fiesta de la primavera y todos se preparaban para invitar a su pareja y estar acompañado en el banquete juvenil.  El director de jóvenes mencionaba que en la Biblia existe tres palabras griegas para expresar el amor: el Agape o el amor de Dios manifestado en la venida de su hijo para salvar a los pecadores, ese tipo de amor se encontraba también en la obediencia y respeto que le debemos a Dios; el Eros, o el amor que podía encontrarse en la pareja que llegaba al altar y que juraban amor eterno; y por último el Filios o el amor entre hermanos, el cual  teníamos que manifestar a todos nuestros hermanos y,  por ello, la igualdad entre los miembros era transversal en toda la congregación y su manifestación clara y objetiva era que todos somos iguales.
 
La igualdad era parte de las enseñanzas de la escuela dominical. Todos tenían el derecho de ser llamados misioneros y empezar nuevas obras o sino de ser pastor y dirigir una iglesia local.  El que deseaba tal privilegio se preparaba en el seminario bautista y una vez culminada su preparación podía empezar la obra.  Recuerdo la época en que culmine mis estudios de teología y deseaba empezar la obra de evangelista en las zonas de la costa y sierra del país. Le confesé al pastor de la iglesia local mi deseo, manifestándome que si eso deseaba pasara al frente en la invitación que realizaba al culminar su sermón en el culto dominical. Tal fue mi sorpresa cuando al pasar me pidió que me quedara parado, subió al pulpito y me dijo que mirara a la congregación al voltear mi rostro para ver la congregación menciono mi deseo y sólo escuche un gran Amén.  El gran jurado, que legitimaba esta decisión, era la congregación y por supuesto, cada miembro de la iglesia local paso para felicitarme.
 
Después de varios años tuve la oportunidad de profundizar los estudios del gran reformador Juan Calvino, éste mencionaba en unos de sus pasajes de su obra La Institución de la Religión Cristiana, a Cipriano, que exhortaba a las congregaciones locales que si un hermano era aceptado por la congregación para ser su pastor, éste se presentaba a todo el pueblo para su aprobación, una vez que el pueblo lo aprobaba se le ordenaba, ungiendo aceite en su cabeza y orando con los ancianos de la congregación se instituía como pastor de la grey.  Esta actitud del pueblo de consagración y legitimación era parte de la institucionalidad de la iglesia local.
 
La democracia no sólo se expresa en nuestras votaciones, las que realizamos cada cuatro o cinco años al elegir a los alcaldes, los presidentes regionales, congresistas o al propio presidente de la República. La democracia va más allá. Es una forma de vida, de pensamiento y de acción, pero la democracia que practicamos hoy es incipiente, sin sabor, sin alma, sin metas y con objetivos poco claros.  Si vivimos en democracia, como todos afirman, como explicar y entender la pobreza extrema que viven nuestros compatriotas o ¿cómo explicar la desnutrición de nuestros niños?.  El país económicamente crece tanto y nuestras arcas del tesoro están llenándose  cada día más, con un superávit constante en la balanza de pagos, pero sin embargo hay hambre, enfermedad y frio. 
 
No entiendo esta paradoja. Las arcas del tesoro están llenas y no existen políticas de Estado que sean claras para mitigar estos flagelos.  La distribución de la riqueza no forma parte del lenguaje cotidiano de nuestros economistas y estadistas políticos.  La transformación empieza por abrir un poco las arcas y dar agua al sediento y un poco de pan al que tiene hambre. Es allí donde empieza la inclusión social y el cambio que todos esperamos.
 
La transformación social es algo que está inmerso en los pensadores bíblicos. En el Nuevo Testamento lo usa con mucho énfasis san Pablo, aunque colocaba tres formas para explicar lo que se entiende por transformación, dos de ellas se resumen en lo siguiente. Utilizaba las palabras metascematizo y metamorfóo; la primera la usaba como disfraz y la menciona tres veces (II Corintios 11:13-15)[3], para él metascematizo solo era para engañar a los demás y la usa para referirse al poder del demonio sobre el mal; mientras que en la segunda palabra, metamorfóo, lo utiliza para explicar un cambio total (Romanos 12:2 y II Corintios 3:18)[4] y siempre un cambio hacia la verdad, lo sublime y lo divino.
 
La transformación social es un cambio en todos los sentidos, en todas las áreas, en todos los campos. Si vivimos en democracia, para esta gran transformación estamos llamados a manifestar y compartir la democracia integral, que no es otra cosa que la concatenación de la democracia política,  la democracia económica y la democracia social. Cuando estas se dan de manera simultánea y entretejiéndose unas a otras, podemos afirmar que vivimos una democracia que nos lleva a la transformación social.
 
 
Lima, 15 de noviembre 2012.


[1] Sociólogo y Teólogo, miembro de la Fraternidad Teológica Latinoamericana y  Secretario Técnico de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso de la República.
[2] Los colportores evangélicos eran los miembros de iglesia evangélicas que ha mediado del siglo XIX e inicios de XX, recorrían las ciudades llevando biblias, libros y folletos evangélicos para su venta y eran las primeras expresiones no católicas que se manifestaban en el interior del país.
[3] 13 Tales individuos son falsos apóstoles, obreros estafadores, que se disfrazan de apóstoles de Cristo. 14 Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza de ángel de luz. 15 Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones.
[4] Romanos 12:2: No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. II Corintios 3:18: Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu
 


__._,_.___
Actividad reciente:
Ud. forma parte de la Primera Red de servidores y funcionarios públicos cristianos cristianos denominada REESPUBLICA, cuya finalidad es fortalecer su liderazgo e influencia teniendo como base principios cristianos. Le agradeceremos que pueda invitar a otros creyentes que como Ud. pueden sumarse a este espacio de encuentro.
Bendiciones

Toda la información para tus comentarios será publicada en:
http://reespublica.blogspot.com/
<center><a href="http://ar.groups.yahoo.com/group/Reespublica/join">
<img src="http://us.i1.yimg.com/us.yimg.com/i/yg/img/i/ar/ui/join.gif" border="0"
  alt="Hacé clic aquí para suscribirte a Reespublica"><br>Hacé clic para suscribirte a Reespublica</a>
</center>

.

__,_._,___
Reacciones: