Google+ Followers

miércoles, 6 de enero de 2010

[Reespublica] "Guerra santa" estalla y sorprende en complejas elecciones chilenas

De "Nuestro País"

Santiago de Chile,  (dpa) - La elección presidencial chilena, cuya segunda vuelta se celebrará el 17 de enero, fueron sacudidas hoy por el inesperado e inédito apoyo de la Iglesia evangélica al candidato oficialista, el senador Eduardo Frei.


"Confiamos en la continuidad del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, y para nosotros el continuador en todas las reivindicaciones del mundo evengélico es Eduardo Frei", dijo el obispo evangélico Emiliano Soto.


Frei, quien hasta ahora no logra ganar en ninguna encuesta, agradeció el apoyo y recordó que fue en su anterior gobierno (1994- 2000) cuando se promulgó una ley que igualó los derechos de todas las iglesias.


El senador demócrata cristiano además prometió nuevos respaldos a sus adherentes. "Vamos a desarrollar todos los esfuerzos necesarios para darle a la Iglesia evangélica su dimensión real", dijo.


El apoyo evangélico a Frei surge en medio de una soterrada lucha entre esta iglesia y sectores conservadores católicos, como el Opus dei, cercanos al líder de la derecha, el millonario Sebastián Piñera.


Incluso el obispo Emiliano Soto advirtió que una victoria de Piñera llevaría a la pérdida del Estado laico.


En ese marco, la resolución de las autoridades evangélicas, a las que siguen unos tres millones de fieles, podría variar el resultado de la segunda vuelta del 17 de enero, que es peleada voto a voto.


Para comprender la importancia del tema, es necesario explicar que en Chile, las dos instituciones más respetadas por la ciudadanía son por lejos las iglesias y la policía. Además los evangélicos suelen ser fieles seguidores de sus autoridades.


La situación coincide con un despliegue del gobierno de centro izquierda en favor de Frei, a través de millonarios anuncios de inversiones fiscales, como denunció la derecha.


Hoy de hecho, el ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, comprometió inversiones en aeropuertos, carreteras y estadios en todo el país.


La propia Bachelet, que ha mantenido distancia de la campaña oficialista, anunció además la construcción de un hospital de 60.000 metros cuadrados en la comuna capitalina de Maipú, la más poblada del país.


Desde la derecha, que guardó silencio ante el apoyo evangélico a Frei, aparecieron voces contra la actitud del gobierno de Bachelet.


"El gobierno está dejando de gobernar conforme a los intereses del país y lo está haciendo conforme a los intereses de la candidatura de Eduardo Frei", acusó el senador Juan Antonio Coloma, de la Unión Demócrata Independiente (UDI).


El nuevo cuadro parece estrechar la lucha electoral, en la cual hasta ahora asomaba con una ventaja no decisiva Piñera, quien llevaría a la derecha chilena a su primer triunfo presidencial en 52 años.




¡Obtén la mejor experiencia en la web!
Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1
Reacciones: