viernes, 25 de enero de 2008

[Reespublica] SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

Año Internacional de las Lenguas
Año Internacional del Planeta Tierra
Año de las Cumbres Mundiales en el Perú

ES TIEMPO DE COMPARTIR 014

Tacna-Perú, Sábado 26 de Enero de 2008.  

Grupo Web ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN

http://groups.msn.com/qlarlho801gbm4ekfuke141s87/

juanzegarramacedo@gmail.com 

Tacna - Perú


A todos aquellos que organizan la Oración por la unidad de los cristianos


Buscar la unidad durante todo el año

Tradicionalmente, la Semana de oración por la unidad de los cristianos se celebra del 18 al 25 de enero. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo. Esta elección tiene un significado simbólico. En el hemisferio Sur, donde el mes de enero es tiempo de vacaciones de verano, se prefiere adoptar igualmente en otra fecha, por ejemplo en torno a Pentecostés (sugerido por el movimiento Fe y Constitución en 1926) que representa también otra fecha simbólica para la unidad de la Iglesia.
Guardando esta flexibilidad de espíritu, os animamos a considerar estos textos como una invitación para encontrar otras ocasiones, a lo largo del año, y expresar el grado de comunión que las Iglesias ya han alcanzado, y orar juntas para llegar a la plena unidad querida por Cristo.

 

Orad siempre para que sean uno

Que la paz reine entre vosotros (1 Tes 5,13b)

Is 11,6-13 El lobo habitará con el cordero

Sal 122 Haya paz dentro de tus muros

1 Tes 5,13b-18 Que la paz reine entre vosotros

Jn 17,6-24 Que sean uno

Comentario
Dios desea que los seres humanos vivan entre ellos en paz. Esta paz no es simplemente una ausencia de guerra o de conflictos; el shalom querido por Dios nace de una humanidad reconciliada, de una familia humana que comparte y refleja en sí misma la paz que solo Dios puede dar. La imagen del lobo viviendo con el cordero, del león dormido cerca del cabrito, intenta ofrecernos una visión simbólica del futuro que Dios desea para nosotros. Puesto que no podemos establecer este shalom por nuestra sola voluntad, estamos llamados a ser instrumentos de la paz del Señor, artesanos de la obra divina de la reconciliación. La paz, como la unidad, es un don y una llamada.
La oración de Jesús por la unidad de sus discípulos no era ni una orden ni una petición, sino una invocación dirigida al Padre en la víspera de su muerte. Es una oración que surge de lo más profundo de su corazón y de su misión, en el momento en el que prepara a sus discípulos para el tiempo futuro: Padre, que sean uno. Mientras celebramos el centenario de la Semana de Oración por la unidad y recordamos todas las aspiraciones, oraciones e iniciativas en la búsqueda de la unidad de los cristianos suscitadas durante siglos, es conveniente hacer balance de los pasos que hemos realizado hasta ahora, guiados por el Espíritu Santo. Para nosotros es ocasión de dar gracias por los numerosos frutos que nos ha dado la oración por la unidad. En muchos lugares, la animosidad y los malentendidos han cedido su lugar al respeto y la amistad entre los cristianos y sus distintas comunidades. Sucede a menudo que cristianos que se reúnen para rezar juntos por la unidad dan a continuación un testimonio común del Evangelio a través de acciones concretas y trabajando codo a codo al servicio de los más necesitados. El diálogo permitió construir puentes de comprensión recíproca y solucionar desacuerdos doctrinales que nos dividían.
No obstante, el momento presente deberá ser también para nosotros un tiempo de arrepentimiento, ya que nuestras divisiones están en contradicción con la oración de Cristo por la unidad y con el mandato de Pablo de vivir en paz entre nosotros. Actualmente, los cristianos están abiertamente en desacuerdo sobre distintos temas: más allá de las diferencias doctrinales que nos separan aún, tenemos a menudo posiciones divergentes sobre cuestiones de moral y ética, sobre la guerra y la paz, sobre problemas de actualidad que necesitan un testimonio común. Debido a nuestras divisiones internas y a los conflictos entre nosotros, no estamos en condiciones de responder a la noble vocación de ser signos e instrumentos de la unidad y de la paz queridos por Dios.
¿Qué decir entonces? Tenemos razones para alegrarnos pero también para estar tristes. Damos gracias, en este centenario, por las últimas generaciones que se consagraron generosamente al servicio de la reconciliación; renovemos hoy nuestro compromiso de ser artífices de la unidad y de la paz queridas por Cristo. Finalmente, este momento particular nos ofrece la ocasión de reflexionar de nuevo sobre lo que significa orar sin cesar, a través de nuestras palabras y nuestras acciones, a través de la vida de nuestras Iglesias.
Señor, haz que seamos uno: uno en nuestras palabras para que te dirijamos una oración humilde y común; uno en nuestro deseo y en nuestra búsqueda de la justicia; uno en el amor, para servirte en el más pequeño de nuestros hermanos y hermanas; uno en la espera de ver tu rostro. Señor, haz que seamos uno en ti. Amén.

Oraciones

 

Señor, condúceme allí donde quieres que dirija mis pasos;

Haz que vaya delante de los que quieres que encuentre;

Dime lo que quieres que diga, y

Dame de no ser un obstáculo en tu camino.

Padre Mychal Judge, OFM, 11 septiembre 2001

 

"Después de haber terminado la llamada, [el Rev. Dr Martin Luther King, Jr] se levantó y se preparó un café. Comenzó a inquietarse por su familia y todas las preocupaciones que nuestro movimiento suscitaba pesaban excesivamente sobre su alma. Con la cabeza entre las manos, Martín se inclinaba sobre la mesa de la cocina y rogaba a Dios en voz alta: "Señor, me comprometo en favor de lo que a mi modo de ver es justo. La gente espera de mi que los guíe y si me presento ante ellos sin fuerza y sin valor, entonces también dudarán. Estoy al límite de las fuerzas. No tengo ya nada. No tengo ya nada. He llegado a un punto donde solo no puedo afrontar más la situación".

Aquí lo que me confió más tarde: "En el mismo momento, experimenté la presencia de Dios como nunca la había sentido antes. Era como si una voz me decía: Defiende la justicia, defiende la verdad, y Dios estará siempre contigo". Cuando Martín se levantó de la mesa, estaba invadido completamente por un nuevo sentimiento de confianza en él y estaba dispuesto a afrontarlo todo". Coretta Scott King, Standing in the Need of Prayer

 

Señor, dame aceptar con serenidad lo que no puedo cambiar, dame el valor de cambiar lo que puede serlo, y dame de ser bastante sabio para ver la diferencia. Haz que esté contento de vivir cada día; que goce del momento presente; que acepte las dificultades como el camino que conduce a la paz; que acepte, como tú mismo lo hiciste, este mundo pecador tal como es, no como lo querría; que me confíe en ti que harás toda cosa buena si me abandono a tu voluntad. Dame de ser feliz en esta vida y en la vida futura la felicidad suprema de estar contigo para siempre. Amén. Reinhold Niebuhr

 

Señor, tu blanda misericordia

Está bien alta en los cielos

Nos habla de tu verdad

Está llena de santidad.

Mientras medito humildemente

Recluido entre estas paredes

Eres mi luz, mi puerto,

Tu gloria es mi apoyo.

¡Oh! No observas los defectos

Ni los pecados de los hombres.

Perdónalos con bondad

Para que se puedan purificar.

Imploro tu gracia,

Concédenos tu protección

Entonces la paz estará con nosotros

Ahora y para siempre. Amén.

S.M. la Reina Liliuokalani de Hawai, durante su encarcelamiento, 1893 

 

Muéstrame los sufrimientos de los más miserables;

Así, sabré que aguanta mi pueblo,

Vuélveme capaz de rezar por los otros,

Ya que estás presente en todo el ser humano.

Ayúdame a ser responsable de mi propia vida

Para que sea libre por fin.

Dame la honradez y la paciencia

Para que pueda trabajar con otros obreros.

Haz que te cantemos y te alabemos

Para que el Espíritu siga estando vivo entre nosotros.

Haz que el Espíritu viva y crezca entre nosotros

Para que nunca abandonemos la lucha.

Haz que nos acordemos de los que murieron por la justicia

Ya que nos dieron la vida.

Ayúdanos a amar también a los nos odian.

Y así podremos cambiar el mundo.

César Chávez 

    http://www.oikoumene.org/es/programas/unidad-mision-evangelizacion-y-espiritualidad/espiritualidad-y-culto/semana-de-oracion-por-la-unidad-de-los-cristianos.html 



Gracias por compartir y sigamos comunicándonos...
Grupo Web ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN
 
POR FAVOR REENVÍA A TUS CONTACTOS Y GRUPOS. DTBM



Sigue de cerca las últimas tendencias y lo que más rompe MSN Vídeo

__._,_.___
Promueve esta Red entre creyentes del Estado.
Toda la información para tus comentarios será publicada en:
http://reespublica.blogspot.com/
<center><a href="http://ar.groups.yahoo.com/group/Reespublica/join">
<img src="http://us.i1.yimg.com/us.yimg.com/i/yg/img/i/ar/ui/join.gif" border="0"
  alt="Hacé clic aquí para suscribirte a Reespublica"><br>Hacé clic para suscribirte a Reespublica</a>
</center>

Actividad reciente
Visita tu grupo
Y! Respuestas

Pregunt?/a>

Gente real te

responde

Yahoo! Messenger

Mensajero perfecto

Llam?de PC a PC

sin costo alguno

Barra Yahoo!

Todo a un toque

Acceso rápido a

servicios Yahoo!

.

__,_._,___
Reacciones: